Navigation – Plan du site
Frédérique Langue

SINAFO Sistema Nacional de Fototecas (México)

06/02/2006

Como lo indica la presentación de este acervo fotográfico en línea, la labor de resguardo del patrimonio cultural que desde su creación ha desempeñado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) lo llevó a utilizar la fotografía como instrumento para el registro de los grupos indígenas y de los monumentos. De ahí una constante preocupación por conservar estos documentos fotográficos. A partir de las experiencias de la Fototeca de Culhuacán y la Fototeca Nacional, en 1993 se creó el Sistema Nacional de Fototecas (SINAFO),  órgano sin precedentes en América Latina, con el objetivo de normar y coordinar la conservación, catalogación, digitalización y reproducción de los archivos fotográficos bajo custodia del INAH. Tiene su sede en la Fototeca Nacional (en Pachuca), que constituye desde 1976 el acervo fotográfico más importante de México.

Hasta la fecha son veintitrés los archivos fotográficos que integran el Sistema Nacional de Fototecas, dieciséis pertenecientes al INAH y siete a otras instituciones públicas y privadas que han solicitado asesoría. Actualmente, custodia alrededor de dos millones quinientas mil piezas fotográficas, obra de más de dos mil autores y con una cobertura que abarca desde la década de los cuarenta del siglo XIX hasta nuestros días. Tiene como finalidad establecer una red que permita el intercambio entre las instituciones y la consulta remota de los acervos fotográficos del país a través de sistemas informáticos, asesorar proyectos afines, promover espacios para discusiones académicas sobre las problemáticas inherentes a las labores de los archivos, el fortalecimiento de la red de fototecas, el desarrollo de encuentros, charlas y conferencias, y el montaje de exposiciones. La valoración de la fotografía como uno de los componentes activos de la memoria juega un papel destacado en la elaboración de las historias locales y regionales, a la vez que constituye un elemento invaluable para la conservación del patrimonio cultural mueble.

Como se puede vislumbrar en los correspondientes rubros, la Fototeca Nacional cuenta con 41 fondos provenientes de diversas adquisiciones y donaciones. El material fotográfico se refiere tanto a las diferentes etapas de la técnica y el arte fotográfico, como a un extenso horizonte de disciplinas que tuvieron en la fotografía una herramienta básica de trabajo, como la arqueología, la antropología, la arquitectura, el urbanismo, la sociología, la economía, la ecología, la salud, la astronomía y, evidentemente, la historia. Parte de sus acervos encuentra sus raíces en el Museo Nacional. La Fototeca Nacional cuenta a su vez con un Centro de Documentación, que reúne material documental, hemerográfico y bibliográfico de temas referentes al quehacer fotográfico. Hay que señlar que en 1976 el Gobierno de México adquirió el Archivo Casasola, colección fotográfica de gran valor histórico y artístico para la historia del país, en especial por su registro del movimiento revolucionario de 1910. El 20 de noviembre de ese mismo año, el Gobierno del Estado de Hidalgo facilitó el edificio del antiguo Exconvento de San Francisco, en la ciudad de Pachuca, para resguardarla. De esta forma se crea la Fototeca Nacional, a la que pronto se sumaron otras colecciones provenientes de algunas dependencias del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y que forman desde entonces parte de su rico patrimonio

Para su treinta aniversario (2006), la Fototeca Nacional del INAH cuenta con alrededor de 900 mil piezas que cubren 150 años de fotografía en México, agrupadas en sus 41 fondos. Es la sede precisamente del Sistema Nacional de Fototecas (Sinafo), organismo que coordina las actividades de archivos y fototecas cuyos enlaces aparecen en este sitio (Centros INAH Chihuahua, Durango, Romualdo García del Museo Regional de Guanajuato, Juan Dubernard del Centro INAH Morelos, Centros INAH Nayarit, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Centro de Estudios Teotihuacanos, Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones, Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, Museo Regional Potosino, Centro de las Artes del CONARTE, Fototeca de Veracruz del IVEC, Fototeca Nacho López de la CDI, Archivo Histórico del Estado de Baja California, Instituto de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana, Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca, Archivo Historico del H. Ayuntamiento de Campeche ). Entre los fondos que hay que señalar y que se pueden visualizar mediante “galerías” (muestras), se encuentran Fondos C.B. Waite / W. Scott, Cruces y Campa, Culhuacán, Étnico, Expedición Cempoala, Felipe Teixidor, Fondo Casasola, Guillermo Kahlon, Hugo Brehme, Juan Antonio Azurmendi, Nacho López, Prehispánico, Semo, Tina Modotti

También hay que señalar el Museo de la Fotografía, segundo rubro de importancia de este sitio por la actividad que desenpeña en la difusión de este vasto acervo fotográfico. Privilegia exposiciones por géneros y autores, y en función de las colecciones de la Fototeca Nacional, y de las distintas técnicas fotográficas que han dado vida a la fotografía en México.  

“Testigos silenciosos” es una exposición virtual que busca rescatar la memoria subterránea de México (en la perspectiva de Octavio Paz), y especialmente los meses que van de octubre de 1912 a diciembre de 1914, y tienen como punto de partida la violencia que desencadenó la Decena Trágica. La selección de negativos se realizó a partir del Fondo Casasola, uno de los más consultados entre los acervos de la Fototeca Nacional del INAH. Más que la explicitación de un proceso histórico global, la exposición intenta presentar fragmentos de las distintas realidades de esa historia y poner de relieve la habilidad de los fotógrafos identificados como Agustín Víctor y Miguel Casasola, insistiendo en la vocación del fotorreportaje para establecer secuencias y de esta manera sugerir lecturas tanto de los hechos como de la construcción plástica de las tomas. Un gran número de las fotografías forman parte del imaginario álbum nacional, otras más son parte del legado visual de esa época: desde aquellas festivas hasta los testimonios del dolor y el terror, y la presencia de personajes célebres o anónimos.

En esta perspectiva, esta muestra virtual del mayor acervo histórico de México les permite a los estudiosos del pasado poder contar con cierto número de testimonios visuales disponibles en línea, así como con exposiciones virtuales de mucho interés para la historia de México.

Haut de page