Navigation – Plan du site
Alejandro E. Gómez

Las aventuras de Francisco de Munchausen

Diego Risquez, Francisco de Miranda (Venezuela, 2006).
[14/05/2007]

Entrées d’index

Mots clés :

Francisco de Miranda

Géographique :

Venezuela

Chronologique :

siglo XIX, siglo XVIII

Palabras claves :

Independencia
Haut de page

Texte intégral

1Si bien la creación fílmica pertenece al dominio de la ficción, cuando se trata de temas estrictamente históricos o de época se espera que realizadores y guionistas hagan un esfuerzo por presentar lo mejor posible la realidad pretérita que intentan recrear. Para ello deberían asesorarse con historiadores, no para llevar el rigor científico de la academia a la pantalla, sino para otorgar mayor verosimilitud a sus producciones. Existen ejemplos exitosos de colaboraciones entre historiadores y cineastas. Este no es el caso del Francisco de Miranda del director venezolano, Diego Risquez.

2Sin ánimo de transformarme en árbitro de una cierta “verdad histórica”, no puedo evitar resaltar una cadena interminable de desaciertos que hacen del resultado de este proyecto fílmico algo verdaderamente desafortunado. No me refiero únicamente a la forma cómo son presentados los “grandes eventos” o “grandes personajes” históricos, sino sobre todo a los pequeños detalles sin duda los principales puntos débiles de esta producción: arquitectura y decoración hispana inadecuada para ambientar escenas en Filadelfia, Paris o San Petersburgo; actores étnicamente inapropiados para los personajes que representan; espacios públicos inmaculados en tiempos en que la higiene publica no era precisamente la regla; una Catalina de Rusia simplemente inadecuada (salvo, tal vez, por la edad); anacronismos de todo tipo… Si la intención con todo ello era dar una visión onírico-criollizada del mundo en que la trama se desarrolla (bien fuere por falta de presupuesto o por mero capricho del director), esta intensión fracasa estrepitosamente ante las múltiples rupturas estilísticas y discursivas que el film presenta: desde escenas fantásticas como sacadas de alguna película de Terry Gillian (véanse, por ejemplo, las escenas de Catalina “la gigante” y la de la ceremonia masona), pasando por los monólogos de las amantes de Miranda (una mezcla de Sense and Sensibility y Sex and the City)1, hasta caer en lo típicamente heroico que recuerda las visiones tradicionales de las producciones noveladas sobre la independencia realizadas por la televisión venezolana hace ya varias décadas.

3Por otro lado, algunos aspectos en la trama de la película evidencian el poco cuidado que tuvo el guionista, Leonardo Padrón, en profundizar sobre la época en que vivió Miranda. Uno de los más evidentes es poner a Simón Bolívar firmando el acta de independencia cuando éste no formaba parte del Congreso Federal. Pero este error no es más que un pequeño “detalle” al lado de interpretaciones del pasado mucho más graves, como mostrar a un personaje como el Conde de Floridablanca como una suerte de Darth Maul que sigue los pasos del conspirador venezolano por toda la “galaxia”, como si aquél no tuviese nada más que hacer como Secretario del Despacho de Estado del gobierno español. Tampoco entiendo ese afán por demonizar a Juan Germán Roscio, quien, si bien fue en efecto un gran crítico y opositor de Miranda, no era precisamente un aristócrata mantuano sino un mestizo acomodado comprometido con la causa republicana. Él, como tantos otros criollos patriotas, sencillamente pensaba que Miranda era un alborotador de tendencia sansculotte, cuyo objetivo era desencadenar otro Terror al estilo francés.2 Todo esto por no hablar de notables vacíos en términos de importantes aspectos en la vida de Miranda, cuya inclusión habría enriquecido la trama: como las intrigas de Bernardo de Galvez (verdadero responsable de las acusaciones en contra de Cajigal y Miranda), o del accionar de Miranda al frente de la Sociedad Patriótica de Caracas entre 1811 y 1812, a la cual se permitió entrada a las mujeres y a la “gente de color” libre.

4A pesar de todos estos desaciertos, hay varias cosas que, según mi criterio, se pueden rescatar de este film como la personalidad que se le atribuye a Miranda (una mezcla de rebelde-soñador, aventurero-vividor y Casanova a lo Fellini), la situación de su arresto cuando se disponía a salir de La Guaira en 1812 (en la cual participaron muchos de sus incondicionales, incluyendo a Simón Bolívar), o la forma cómo se muestra el apoyo que dieran los sectores subalternos de color a la causa realista. En cuanto a la obra en su conjunto hay algo que vale la pena subrayar: como indica el mismo Risquez, con esta película se logró mostrar a un Miranda como hombre de carne y hueso.3 Esto, en un país como Venezuela donde los “héroes” de la independencia son presentados casi como semidioses y en el que la conciencia histórica de los ciudadanos sobre el período de la emancipación nacional está altamente ideologizada, es ya un logro. Ello, sin embargo, no es suficiente para evaluar positivamente un film al que Miranda y su tiempo claramente le quedaron demasiado grandes a sus realizadores. Esperemos que la miniserie que prepara Luís Alberto Lamata, la cual entendemos que sí cuenta con asesoría histórica competente, tenga mejor fortuna.

Haut de page

Notes

1 Me parece que la idea de poner a hablar a las amantes de Miranda era acertada, pero este recurso pudo haber sido explotado de una manera más inteligente; pero entiendo que de hacerlo ya no hubiera sido una película sobre Miranda sino sobre sus mujeres, lo cual quizá no hubiera sido tan atractivo para financistas como PDVSA.
2 Tal vez el guionista confundió a Roscio con el Marqués del Toro, quien hasta las cartas que le envió Miranda en 1808 se las entregó al Capitán General.
3 “Francisco de Miranda…la película”, en El Nacional del . En línea: http://www.el-nacional.com/canales/entretenimiento/CineR.asp?ID=374 [26/04/2007]
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Alejandro E. Gómez, « Las aventuras de Francisco de Munchausen », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Images en mouvement, 2007, mis en ligne le 14 mai 2007, consulté le 28 mars 2017. URL : http://nuevomundo.revues.org/3920

Haut de page

Auteur

Alejandro E. Gómez

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page