Navigation – Plan du site
Manuel Gárate

Les moteurs ont-ils une âme? Un documental sobre la especial relación entre máquinas, paisajes y seres humanos

De Andreas Dirr y Wolfgang Ettlich, Alemania, 2008, 43 min.
[17/12/2008]

Texte intégral

Hans Koeppen al volante de su Protos de 40 caballos de fuerza y 4 cilindros

1Como en una novela de Julio Verne, pero tratada desde la perspectiva de una antropología histórica, puede disfrutarse el interesante documental difundido por la cadena de televisión francoalemana ARTE1, “Les moteurs ont-ils une âme?”, de Andreas Dir y Wolfgang Ettlich. Construido a partir de lo que se conoció en la época como la más grande carrera automovilística de de todos los tiempos2, el trabajo de los realizadores alemanes explora los inicios de la historia de este artefacto, pero desde una mirada menos técnica y mucho más poética, la cual está reflejada desde ya en el título del mediometraje. No es casualidad que desde el comienzo del relato nos encontremos inmersos en una aventura de aquellas que se emprendían cuando el mundo aún no tenía límites y existían fronteras por explorar y recorrer. Actualmente se cumplen cien años desde que un puñado de aventureros decidió cruzar medio planeta en vehículos apenas adaptados para salir de las ciudades, y para quienes las ‘pannes’ y averías eran pan de cada día.

2La historia que se nos relata ha sido construida a partir de los diarios de viaje de Hans Koeppen, teniente del ejército imperial alemán, quien en 1908 decidió representar a su país en la carrera Nueva York – Paris, organizada por el diario francés Le Matin. Abarcando un recorrido de más de 20.000 kilómetros desde NY, cruzando los Estados Unidos, y desde Vladivostok pasando por Siberia y toda Rusia hasta el centro de la capital francesa, Koeppen nos relata sus hazañas, penas y frustraciones a lo largo de un interminable recorrido de casi seis meses. Paisajes, pueblos, climas y culturas se cruzan en este viaje arriba de una de las primeras máquinas móviles autónomas. La competencia no es sólo deportiva, sino que también por el orgullo nacional, y especialmente de la calidad de los constructores de automóviles de cada país. Es así como participan representantes de Francia, Estados Unidos, Italia y Alemania, luciendo los mejores modelos de la ingeniería automotriz de la época. Estos pioneros de una nueva cultura del espacio cruzan llanuras vírgenes de carreteras y caminos jamás adaptados al nuevo engendro de la técnica ante la incrédula mirada de los habitantes locales. Un nuevo siglo se abría ante sus ojos, y esto queda bien reflejado en el testimonio de Koeppen y su insaciable deseo por llegar más lejos y más rápido que sus contrincantes, a pesar de contar con un vehículo menos poderoso que el de los norteamericanos.

  • 3  Aprovecho esta nota para permitirme una pequeña píldora de cultura pop, pero absolutamente ligada (...)

3Probablemente el elemento más interesante del documental se encuentra en la capacidad de los realizadores para recorrer nuevamente las rutas descritas por el teniente, no sólo para recrear el itinerario descrito por Koeppen, sino que sobretodo para comparar esas realidades con las de hoy3 ¿Qué ha sucedido en 100 años de historia del automóvil?, pero especialmente ¿cómo han cambiado quienes los conducen y los espacios que intervienen y transitan? Lejos ha quedado la época donde conducir un automóvil era una invitación a la aventura, la mayor parte de las veces elitista, pero no menos ensoñadora. La democratización de este medio de transporte cambió completamente esos mismos paisajes, convirtiendo al automóvil en prácticamente un mal necesario: fuente de crecimiento económico, pero también de contaminación, escasez de recursos y congestión urbana. Y sin embargo, sigue siendo el sueño y la aspiración de muchos; un símbolo de libertad y de estatus… La pregunta queda rondando ¿Podrían entonces los motores tener un alma?

Haut de page

Notes

1  El documental puede ser visto gratuitamente desde el sitio web de ARTE (http://plus7.arte.tv) entre el 14 y el 21 de diciembre de 2008. También se encuentra permanentemente disponible para ser visto en línea en el sitio web de pago (VOD) de la misma cadena de televisión.

2  Más información sobre la carrera de 1908 se encuentra disponible en:
http://www.thegreatestautorace.com/   http://www.thegreatautorace.com/

3  Aprovecho esta nota para permitirme una pequeña píldora de cultura pop, pero absolutamente ligada al tema en cuestión. Tras ver el documental no pude dejar de recordar aquella serie de 34 capítulos de dibujos animados de los años 60 y 70, distribuida  por de la productora Hanna-Barbera y que disfrutaron en la TV muchos de quienes tienen hoy entre 30 y 40 años. En América Latina fue conocida como “Los autos locos” (Wacky Races), y que estaba inspirada de la película de 1965, “La carrera del siglo”, y que a su vez recreaba una competencia automovilística intercontinental de principios del siglo XX. La fuente de inspiración original estuvo -sin duda- en la gran carrera de 1908. Curiosamente el villano de la serie animada era el piloto Pierre Noduyuna, quien ostentaba - al menos en la versión hispana- un fuerte acento alemán. Sin embargo, había otro piloto realmente germano, Hans Fritz, quien conducía el Stuka Racuda… una especie de autoavión de la Primera Guerra Mundial.

Haut de page

Table des illustrations

Légende Hans Koeppen al volante de su Protos de 40 caballos de fuerza y 4 cilindros
URL http://nuevomundo.revues.org/docannexe/image/47123/img-1.png
Fichier image/png, 49k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Manuel Gárate, « Les moteurs ont-ils une âme? Un documental sobre la especial relación entre máquinas, paisajes y seres humanos », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Images en mouvement, 2008, mis en ligne le 17 décembre 2008, consulté le 22 septembre 2017. URL : http://nuevomundo.revues.org/47123

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page