Navigation – Plan du site
Aude Argouse

Ana Vian Herrero, El indio dividido. Fracturas de conciencia en el Perú colonial. Edición crítica y estudio de los Coloquios de la verdad de Pedro de Quiroga, Madrid, Iberoamericana–Vervuert, 2009, 572 p.

[21/09/2009]

Texte intégral

1¿En qué medida el inquisidor del Cuzco, juez y comisario inquisitorial encargado de la organización de la sociedad, de la persecución de las idolatrías y prácticas locales contrarias al orden jurídico cristiano, encarna también, en el segundo tercio del siglo XVI y a través de sus Coloquios, la figura del defensor de la causa indígena, en lucha contra la pobreza?

2Esta edición crítica de los Coloquios de la verdad de Pedro de Quiroga representa una buena oportunidad para destacar la suma importancia de la obra del franciscano, probable testigo del encuentro de 1532 en Cajamarca, en la historiografía peruana. Nacido en Medina del Campo en 1510, viajó a Perú en los años 1546-47. Después de haber vuelto a España a principios de los años 1560, obtuvo el cargo de canónigo del Cuzco en 1568. Considerados por algunos autores como una obra literaria y no histórica, con carácter parcial, Los Coloquios, según Ana Vian Herrero, constituyen ante todo un testimonio muy valioso de la complejidad de la personalidad de su autor.

3La editora fracciona su presentación en cuatro partes antes de entregar una trascripción de los Coloquios, enriquecida con comentarios y precisiones excelentes. En la primera parte, introduce una serie de cuestionamientos sobre la trayectoria y la persona de Pedro de Quiroga, entre España y el reino del Perú. Destaca que la persona de Quiroga era una “figura nebulosa para la historia literaria”, hundida en un conflicto mayor de su tiempo : la oposición entre los frailes y los obispos. Esto lleva a la editora a presentar una segunda parte dedicada al “tiempo” de Quiroga, es decir la política en el Perú de Felipe II. En esta parte, nos muestra igualmente cómo la escritura del autor de los Coloquios está profundamente ligada tanto a los acontecimientos eclesiásticos, que la editora llama “la otra cara de la política virreinal”, como a las demás obras contemporáneas. El indio Tito, uno de los dialogantes de los Coloquios, explica cómo la convicción católica de los Indios se encuentra amenazada por la relajación de costumbres de parte del clérigo secular, o cómo los escribanos engañaban a los Indios, destruyendo la confianza en ellos.

4La tercera parte, la más amplia (206 pgs.) es el núcleo de esta edición crítica, dedicado a un análisis profundo de la obra y del estilo de su autor. Su condición ambivalente, reconocida por ciertos autores (entre los cuales se cita al padre Vargas Ugarte), se debe a la pretensión de Quiroga y a su “retórica testimonial”: tiene una forma propiamente híbrida, entre la crónica y el diálogo. Adoptando esa última forma, los Coloquios se inscriben en la tradición de diálogos indianos (iniciadas con el Democrates Secundus de Juan Ginés de Sepúlveda), pertenecientes conjuntamente a la producción historiográfica copiosa sobre América, tanto en la Península como en las Indias.

5Mediante la boca del indio Tito – mezclando pensamiento lascasiano y política regalista – Quiroga denuncia, revela, y, al fin, enuncia una representación propia de los hechos. La edición crítica resalta el sistema de representación del autor, pero también su imaginario personal (influencias, creencias, imágenes). La editora pregunta: “Quiroga, que ha vivido largamente en el Perú, ¿imita, inventa, describe o fábula?” En el fondo, los Coloquios plantean la cuestión ya conocida de “la pretensión de veracidad en la historia, el conflicto entre historia y ficción”. Situando el texto tanto en sus varios contextos ideológicos como en la tradición historiográfica europea, y recordando las circunstancias particulares de la circulación transatlántica de este tipo de obras producidas entre dos mundos, Ana Vian Herrera demuestra claramente que los Coloquios de la verdad hablan tanto de Pedro de Quiroga como de su época. Al fin y al cabo, cualquier producción escrita, sea literaria o historiográfica, pertenece a su tiempo y merece su calificación de “obra histórica”.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Aude Argouse, « Ana Vian Herrero, El indio dividido. Fracturas de conciencia en el Perú colonial. Edición crítica y estudio de los Coloquios de la verdad de Pedro de Quiroga, Madrid, Iberoamericana–Vervuert, 2009, 572 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 21 septembre 2009, consulté le 25 septembre 2016. URL : http://nuevomundo.revues.org/57040

Haut de page

Auteur

Aude Argouse

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page