Navigation – Plan du site
Carlos A. Romero

La política exterior de Venezuela. La respuesta de la oposición democrática

[30/01/2012]

Résumés

En este papel de trabajo se analiza cómo la oposición democrática venezolana ha respondido a la política exterior del gobierno del presidente Chávez. Al mismo tiempo, se busca motivar un debate sobre suactuación internacional, a fin de que logre una mayor coherencia en sus análisis, críticas y propuestas. Se divide este ejercicio en tres partes: la primera da cuenta de las características principales de la política exterior de Venezuela desde el año 1999, secciones 1 y 2; una segunda parte analiza la acción internacional de la oposición, secciones 3, 4 y 5 y finalmente se ofrecen unas conclusiones.

Haut de page

Texte intégral

1. Orientaciones fundamentales de la política exterior del presidente Chávez

1En estos últimos doce años, el gobierno del presidente Chávez ha desplegado una plataforma internacional a través de tres niveles de acción: el Estado venezolano, el papel del principal partido oficialista, PSUV y el propio liderazgo del presidente Chávez. Esta plataforma tiene un impacto para el país en el plano internacional. Venezuela es ahora conocida más allá del petróleo; por Chávez y por el proceso de cambio socialista-bolivariano, lo que ha originado un intenso debate ideológico y político en los medios, en los sectores intelectuales y universitarios, en la sociedad civil, en los partidos políticos y en los propios gobiernos extranjeros.

  • 1  Suárez Salazar, Luís, El Siglo XXI: Posibilidades y desafíos para la Revolución Cubana, La Haba (...)

2Para ubicar el papel de Venezuela en la política internacional, hay que analizar la dualidad de la política exterior del gobierno del presidente Chávez. Por una parte, Venezuela es un Estado con proyección regional e internacional y por la otra, es un Estado revolucionario. Todo ello, desde luego, está sustentado en la fortaleza que brindan los recursos petroleros del país1.

  • 2  Cobo, Lourdes, Venezuela y el mundo transnacional: Instrumentación de la política exterior venezol (...)

3Por otra parte, Venezuela ha construido una red de cooperación, no sólo en la región latinoamericana y caribeña, sino también en Asia y en África, desplegándose asimismo en Estados Unidos y en varios países de Europa, en la cual sobresalen una serie de instrumentos financieros, petroleros e ideológicos2.

  • 3  Romero, Carlos A, Jugando con el globo. La política exterior de Hugo Chávez, Caracas: Ediciones (...)

4Asimismo destaca el activismo a favor de Venezuela de intelectuales de izquierda de fama mundial como Noam Chomsky, las visitas de personalidades del mundo del espectáculo progresistas a Venezuela, como el célebre director de cine Oliver Stone y el actor Sean Penn, la promoción de revistas, videos, películas, seminarios universitarios y eventos sociales “militantes” a favor del chavismo, y el proyecto de constitución de la llamada “Quinta Internacional”, una organización de carácter mundial patrocinada por Caracas y creada con el fin de agrupar diversos partidos y movimientos radicales que simpatizan con la causa venezolana3.

  • 4  Romero, Carlos A. y Curiel, Claudia, “Venezuela: Política Exterior y Rentismo”, Cadernos PROLAM/US (...)

5Todo esto viene interrelacionado a través de un “poder real”, dadas las condiciones económicas-petroleras favorables; de un “poder suave”, dada la existencia de una importante maquinaria propagandista e ideológica “internacionalista”; y de un “poder social”, dados los programas de cooperación internacionales desarrollados por Venezuela, tanto los energéticos como Petrocaribe, como también los de carácter financiero y de naturaleza social. Destaca también el otorgamiento de préstamos a bajas tasas de interés, las donaciones del gobierno venezolano y de Petróleos de Venezuela (PDVSA) a múltiples actores y la generación de inversiones no retornables4.

  • 5  Carlos A. Romero, and Javier Corrales, “Relations between the United States and Venezuela, 2001-20 (...)

6En las relaciones diplomáticas y de cooperación entre Venezuela y otros gobiernos resalta el tema del intercambio comercial, por la capacidad de compra del Estado, lo que origina, en la mayoría de los casos, una asimetría en contra de Venezuela en las balanzas comerciales bilaterales, dado el monto de las importaciones venezolanas y el perfil de una cooperación petrolera a precios subsidiados. (Venezuela cuenta actualmente con reservas probadas alrededor de 285.000 millones de barriles)5.

2. El posicionamiento actual del gobierno en la comunidad internacional: un reflejo de los aciertos y desaciertos de su política exterior

  • 6  Blanco, Carlos, Revolución y desilusión: la Venezuela de Hugo Chávez. Madrid: Catarata, 2002; S (...)

7La política exterior de Venezuela forma parte fundamental del proyecto bolivariano y del socialismo del siglo XXI. De hecho, la diplomacia bolivariana se ha manejado -muchas veces- de similar manera que los asuntos domésticos, como un proyecto hegemónico, ofreciendo su tesis del socialismo del siglo XXI y un “paquete ideológico” que incluye la promoción de la propiedad estatal y el control público de la sociedad y una creciente crítica a las ideas occidentales, al tiempo que se acusa a Washington de fomentar la contra-revolución6.

  • 7  Tina Rosenberg, “Oil meets socialism in Venezuela”, [En línea], The International Herald Tribune, (...)

8Por otra parte, el gobierno del presidente Chávez ha tenido éxito en utilizar la política exterior y la política petrolera para llevar adelante su proyecto de transformación, sin estar aislado, sin perder la posibilidad de exportar su petróleo y sin problemas fundamentales para importar alimentos y otros bienes. De hecho, el ambiente internacional, con sus bajas y sus altas en algunos asuntos puntuales, no le ha sido hostil, con la excepción de Israel, y más bien -favorable- con un resultado petrolero positivo, en cuanto a precios, producción, reservas y expansión del negocio. De hecho, el gobierno del presidente Chávez ha evitado en parte, la condena de la comunidad internacional de promover un modelo de organización político “iliberal”, manteniéndose en una “zona gris” y guardando con éxito algunas formalidades democráticas, como son la vigencia de la Constitución Nacional de 1999 y los procesos electorales7.

9Escuchar

10Leer fonéticamente

11Sin embargo, Venezuela no ha podido “enganchar” para sí a Brasil, China y a Rusia, así como también a Irán – en menor grado – y otros países pequeños, para hacer una alianza revolucionaria y anti-estadounidense y por lo demás, los gobiernos incondicionales se han reducido a los más cercanos, como lo son Cuba y Nicaragua.

12En este marco, cabe destacar cuatro tendencias dentro de las cuales se proyecta la política exterior de Venezuela. Una es de naturaleza política: el primer reto del gobierno de Chávez es el de mantener buenas relaciones diplomáticas y comerciales con la mayoría de los países, organizaciones multilaterales y ONGs del mundo.

13Sobre este particular se le impone entonces al gobierno venezolano responder a las denuncias sobre la violación de los derechos humanos en el país, la aparente falta de dedicación del gobierno de Venezuela en la lucha antidrogas, el desconocimiento de algunos regímenes internacionales y regionales y las presuntas alianzas con gobiernos calificados de “peligrosos y difíciles”, denominados algunos de ellos como “forajidos” por algunos analistas y decisores occidentales.

14Una segunda tendencia está centrada en los aspectos económicos y comerciales del gobierno venezolano. En este plano destaca el crecimiento de la importancia geopolítica de Venezuela, en cuanto al monto de sus reservas petroleras así como su colocación en una zona ajena a conflictos mayores, como lo son Asia y África. En este aspecto resaltan las dudas y eventuales críticas que el movimiento ambientalista mundial hace al gobierno venezolano sobre sus contradicciones entre un apoyo a temas ambientales y la prevención de desastres naturales y la política desarrollista que se lleva a cabo con la expansión energética en la Faja del Orinoco y otros sitios en el territorio nacional, lo que significa para muchos especialistas en el tema, un peligro para el equilibrio ecológico regional.

  • 8  Nima Gerami and Sharon Squassoni, “Venezuela: A Nuclear Profile”, [en línea], Nonproliferation f (...)

15Una tercera tendencia descansa en el proceso de compra de armas de Venezuela. De nuevo, una rápida lectura pudiera llevar a pensar que en la política de rearme de Venezuela constituye un “problema” para el hemisferio, Para algunos analistas, Venezuela surge como un potencial país nuclear, en el marco de una política exterior expansiva y una política de compras militares muy controversial, para promover un nuevo régimen de seguridad integral hemisférica y una activa cooperación e integración militar en el ámbito regional8.

  • 9  Fernando Egaña, El Impacto de la Política Exterior en la Opinión Pública, [en línea], Caracas ILDI (...)

16 a tendencia está definida por el hecho de una creciente crítica al gobierno de Chávez en cuanto el decrecimiento económico y la desigualdad social, lo que refiere a una mirada menos ideológica y más pragmática sobre 12 años cumplidos de una gestión que se presenta llena de contradicciones9.

17Para la oposición democrática venezolana, el proceso socialista-bolivariano es un caso de involución democrática y denuncia el comportamiento del gobierno venezolano como errático, en relación a la violación de los derechos humanos en el país, a la falta de eficacia de la gestión oficial y a la ausencia de controles gubernamentales para combatir la inflación y la inseguridad ciudadana.

3. La actuación internacional de la oposición democrática venezolana

  • 10  Serbin, Andrés, Chávez, Venezuela y la reconsideración política de América Latina y el Caribe. (...)

18La política exterior de Venezuela ha generado una importante discusión entre el gobierno y la oposición democrática desde el año 1999. El gobierno insiste en desarrollar una diplomacia radical y los factores opositores desarrollan una campaña permanente de denuncia10.

19Con base en esos términos, se van a explorar y analizar algunas tendencias en la oposición democrática, desarrolladas desde 1999.

3.1. Proceso

20La actuación internacional de la oposición democrática y su crítica a la política exterior de los sucesivos gobiernos de Chávez tienen una historia. Esta historia se puede dividir de esta forma.

3.1.1. Política exterior

21En primer término, todo lo referente al escrutinio de la actuación del presidente Chávez y de su gobierno, su liderazgo internacional, sus conexiones regionales y mundiales, en cuanto al apoyo promovido y recibido de una parte de la sociedad internacional, gobiernos, partidos políticos, movimientos internacionales, personalidades y medios de comunicación.

22En este plano, la oposición democrática se ha centrado en explicar que la política exterior de Venezuela se ha alejado de la tradición internacional de Venezuela, su política de alianzas, Su narrativa y de sus históricos fines y objetivos.

23De ahí se desprenden las siguientes reflexiones:

  • La actual política exterior de Venezuela no representa el interés nacional del país.

  • La visión del Gobierno sobre la política mundial descansa en la visión anti-capitalista y anti-hegemónica que brinda el pensamiento de izquierdas en todas sus variantes; el gobierno y el oficialismo tienen una clara tendencia a la injerencia en los asuntos internos de otros países.

  • 11  República Bolivariana de Venezuela, Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Promu (...)

24Para la oposición democrática el interés nacional se expresa en la Constitución Nacional del año 1999, tanto en el Preámbulo del texto fundamental en cuanto que Venezuela debe promover, “la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos”; así como en la sección quinta del texto constitucional en su articulo 152 que reza así: “Las relaciones internacionales de la República responden a los fines del Estado en función del ejercicio de la soberanía y de los intereses del pueblo”11.

  • 12  Mesa de la Unidad Democrática, “Comunicado de la Mesa de la Unidad Democrática”, [en línea], Carac (...)

25Una prueba de esta conducta opositora es la posición tomada por la Mesa de la Unidad Democrática, MUD sobre la salida de Venezuela de la Comunidad Andina en donde se dice que: “Exigimos al Gobierno Nacional que todo proyecto de acuerdo comercial con Colombia sea objeto de las más amplias consultas con todos los sectores interesados, con toda la sociedad venezolana, tanto a nivel nacional como regional”12.

3.1.2. Política interna

26En segundo término, está todo lo relacionado con la política interna, en lo que se percibe como un gobierno de sesgos autoritarios. En este plano, la oposición democrática se ha centrado en criticar el estado general de la política venezolana, buscando a la vez apoyos internacionales a su causa.

  • 13  Omar Barboza, Ismael García, Luís Aquiles Moreno y Ramón José Medina, “Carta de Omar Barboza Ismae (...)

27Como ejemplo de esta visión, un grupo de parlamentarios y políticos venezolanos de oposición le dirigió una carta a José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos de fecha 12 de enero de 2011, en donde se exclama que: “la legislación recientemente aprobada, no sólo confiere ilimitadas facultades al Presidente de la República y altera la distribución y organización federal del poder público de la Nación, sino que también desconoce la voluntad electoral expresada el 26 de septiembre de 2010, que reclamó un poder legislativo mucho más plural y representativo”13.

28Según la oposición democrática venezolana, la comunidad internacional debe conocer lo que se percibe como la violación sistemática de los principios democráticos y de los derechos humanos en Venezuela y que se hace necesario denunciar el ventajismo electoral del gobierno; la politización del servicio exterior y el papel de Cuba y otros países “difíciles” que tienen una especial presencia en Venezuela.

3.2. actores

29Se tiene la actuación de diversos actores en las iniciativas opositoras internacionales. En este particular se observan los siguientes planos:

3.2.1. Dirigentes políticos

30La constelación de actores partidistas: son aquellos dirigentes que desde un partido político, bien sea en la Asamblea Nacional, en el Parlamento Latinoamericano, en las campañas electorales y en los programas electorales, generan una evaluación crítica sobre la política exterior.

31Diversas instituciones y medios del exterior y nacionales han servido como la caja de resonancia de la conducta opositora venezolana: gobiernos, parlamentos, organismos multilaterales, partidos amigos, centros de opinión, medios de comunicación, congresos profesionales, asambleas políticas, universidades, organizaciones no gubernamentales e individualidades. En este particular hay que distinguir entre lo que los dirigentes políticos de la oposición democrática ha hecho y dicho en el exterior y lo que han manifestado individualidades y organizaciones extranjeras sobre Venezuela.

32Sobre esto es necesario señalar algunos momentos importantes: El debate sobre la política exterior del país entre el presidente Chávez y los candidatos presidenciales de la oposición democrática; Henrique Salas R en 1998, Francisco Arias Cárdenas en 2000 y Manuel Rosales en el año 2006, aunque con poco tratamiento del tema en los respectivos programas electorales. Cabe destacar el papel de las alianzas electorales: El Polo Democrático en 1998, la Coordinadora Democrática entre los años 2002 y 2005 y La Mesa de la Unidad Democrática MUD en 2010 y 2011, más la propias campañas electorales presidenciales de 1998, 2000 y 2006 en donde las respectivas comisiones internacionales de los comandos de campaña se pronunciaron sobre los temas de la política exterior y de las relaciones internacionales.

33Otro momento importante fue el impacto internacional originado por el vacío de poder dado por la salida temporal de la presidencia de Hugo Chávez en el año 2002 y la posterior creación de la Mesa de Negociación y Acuerdos. En los preparativos de esa iniciativa, el Centro Carter junto con la OEA y el PNUD, (conocida como “La Tripartita”) diseñaron un plan de construcción de la paz en Venezuela a favor de la creación y desarrollo de una Mesa de Negociación y Acuerdos entre el Gobierno y la oposición democrática venezolana. Esta iniciativa contó con el Grupo de Amigos del Secretario General de la OEA, participando la Directora para las Américas del Centro Carter, Jennifer Mc Coy y el representante en Caracas del Centro Carter, Francisco Diez. El 29 de mayo de 2003 se firmó el acuerdo entre el Gobierno y la Coordinadora Democrática (la entonces plataforma política de la oposición democrática que agrupaba partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil) para lograr una salida electoral a la crisis política venezolana por medio de la convocatoria de referenda revocatorios.

34Hay que destacar también el impacto que se originó en el país cuando en el año 2005, la dirigente política y hoy parlamentaria nacional María Corina Machado fue recibida en una reunión privada por el presidente estadounidense George W. Bush; las actuaciones de juristas venezolanos como Héctor Faúndez y Pedro Nikken ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos; las iniciativas de Diego Arria ante organismos de las Naciones Unidas e instituciones jurídicas nacionales e internacionales, las diversas advertencias en los medios de ex - diplomáticos venezolanos y analistas internacionales sobre la situación venezolana como Fernando Gerbasi, Edmundo González y Victor Rodríguez y por los estudiantes universitarios y dirigentes juveniles partidistas.

35Cabe destacar el trabajo desarrollado por grupos políticos como el Movimiento 2D, Voluntad Popular y su Proyecto Búcare: “Venezuela soberana” y la creación de unidades de la Mesa de la Unidad Democrática en varias ciudades en el extranjero, labor emprendida por su coordinador Ramón Guillermo Aveledo y por Ramón José Medina, coordinador de asuntos internacionales de la Mesa de la Unidad Democrática.

  • 14  Mesa de la Unidad Democrática. “Propuestas Programáticas. 100 soluciones para la gente”, [en línea (...)

36Sobresalen también las referencias generales a la política exterior del país en el programa electoral presentado por la MUD en 2010 y conocido como “Propuestas Programáticas, los 100 puntos de la Mesa de la Unidad Democrática”. En ese documento se expresa que “Pensamos a Venezuela como un país que internacionalmente proyecte su unidad nacional democrática y pluralista”; y también que se hace necesario:“diseñar y ejecutar una política internacional amplia y soberana, que promueva la convivencia amistosa con todos los países sobre la base de la confianza y beneficios mutuos”14.

  • 15  Movimiento 2-E. Democracia y Libertad, “Comunicado: Una Colonia de Cuba”,[en línea], Caracas, 03 (...)

37El Movimiento 2-D ha dicho que: “Nunca Venezuela se había entregado a manos extranjeras. Es una contribución de esta época bolivariana”15.

3.2.2. Dirigentes sociales

  • 16  Serbin, Andrés, Chávez, Venezuela y la reconsideración política de América Latina y el Caribe. (...)

38Otro plano importante y en constante ampliación es el de los sectores sociales venezolanos dentro del país y en el exterior que día a día participan en el debate público sobre el proceso político venezolano y las relaciones internacionales de Venezuela y que de alguna forma contribuyen a “internacionalizar” el caso venezolano16.

39En esta perspectiva, destacan las organizaciones no gubernamentales opositoras dedicadas al tema de los derechos humanos, como lo son Cofadic, Sinergia, CEDICE, Ciudadanía Activa, Transparencia Internacional, Ojo Electoral, Súmate, Espacio Público, Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y la Alianza para la Libertad de Expresión.

40De hecho el gobierno de Chávez le presta una especial vigilancia a estas organizaciones y ya es una “causa célebre” que se ha querido desde 1999, hostigar sus actividades, acusándolas de recibir financiamiento de los Estados Unidos y de otros gobiernos y organizaciones extranjeros comprometidos con la democracia representativa. También hay que tomar en cuenta, el movimiento sindical, los sectores académicos, tanto nacionales como extranjeros especializados en el tema venezolano, los periodistas, analistas económicos, electorales, diplomáticos e internacionalistas agrupados en Grupo de los 400 y el Grupo Ávila, sectores financieros, las cámaras bilaterales, las agencias de riesgo, así como también los empresarios venezolanos como Egidio Cedeño, Marcel Granier, Nelson Mezerhane y Guillermo Zuloaga hijo, las páginas web, el Blogger, el twittero y el hacktivist, bajo el uso del Twitter, YouTube y de Facebook y otros medios de comunicación novedosos y los promotores de las redes sociales críticas del gobierno del presidente Chávez.

  • 17  Grupo de los 400 + Venezuela, “El G400 + Venezuela ante el colapso de la democracia venezolana”, [ (...)

41Para el Grupo de los 400 + Venezuela, su misión es la de “identificar iniciativas y promover acciones destinadas a defender la democracia”17.

  • 18  Grupo Ávila, “Hugo Chávez está descalificado para proponer un mecanismo de mediación en Libia”. (...)

42El Grupo Ávila por su parte manifestó que: “No es precisamente Hugo Chávez, cuyo discurso agresivo y divisionista provoca odio y polarización hasta en su propio país, la persona más indicada para presentarse ante el mundo como el gran conciliador”18.

  • 19 Grupo Ávila, “Balance de la Política Exterior de Venezuela”, [en línea], Caracas, 10-12-2010. URL: (...)

43De la misma manera, el Grupo Ávila expresó que: “El régimen se ha caracterizado desde sus inicios por el empeño en cambiar radicalmente tanto el fondo como las formas de la política exterior. En razón de su profunda ideologización, reemplazó el enfoque normalmente pragmático de las relaciones externas, por consideraciones de orden estrictamente ideológico”19.

44En esta misma dirección, se están activando las organizaciones de venezolanos agrupados en el extranjero – entre otros grupos –, la asociación Diálogo por Venezuela en Francia, Voto Joven en el exterior, con presencia en 35 países, la Hermandad Venezolana Americana, Venezuela Awareness Foundation, Fundaven, Sociedad Venezolano de Orlando – Sovenor –, Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio, Veppex y “Todos por Venezuela” en el estado de la Florida en los Estados Unidos y la Mesa de la Unidad Democrática en España y en el estado de la Florida, Estados Unidos.

45Muchas de estas organizaciones promueven la idea de que los venezolanos que viven en el exterior se inscriban en el Registro Electoral Permanente REP, y en reiteradas ocasiones han denunciado la falta de colaboración del personal de los consulados venezolanos. Según el Consejo Nacional Electoral hay en el exterior, 57.010 venezolanos inscritos en el REP y de estos, 25.903 sufragan en Estados Unidos.

46Los principales temas que manejan todos estos grupos opositores están referidos a la presunta violación de los derechos humanos por parte del Gobierno y el oficialismo, las presuntas irregularidades en los procesos electorales venezolanos; el ventajismo del gobierno, la manipulación oficial de la data económica y electoral, el poder discrecional y excluyente del servicio consular venezolano, el supuesto control de los comicios por parte del poder Ejecutivo, las supuestas violaciones a la Constitución y sus reiteradas denuncias sobre la ineficacia de la gestión gubernamental y de la aparente gama de casos de corrupción.

47De igual modo, los sectores opositores hacen una constante denuncia sobre las donaciones indiscriminadas del gobierno venezolano a instituciones extranjeras, la falta de información sobre el monto y condiciones de la deuda externa adquirida por el gobierno central y PDVSA, el incremento de los caso de hostigamiento y persecución de los activistas de derechos humanos, la criminalización de la protesta social y laboral, de la cooperación internacional y de la disidencia política, el hacinamiento en las cárceles, las amenazas a jueces y trabajadores del poder judicial que se han opuesto a medias arbitrarias, la denuncia sobre la existencia de presos políticos en Venezuela, la violación a las garantías fundamentales y al sistema democrático que supone la Ley Habilitante, el caso omiso que las autoridades venezolanas hacen de las sentencias omitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y, como se mencionó previamente, las presuntas violaciones a los compromisos ambientales mundiales por parte de PDVSA y sus socios en el desarrollo de la política energética del país.

  • 20  Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Enlace Internacional de la Mesa de la Unidad Democrática, “Ba (...)

48El 16 de agosto de 2011, el equipo de Enlace Internacional de la Mesa de la Unidad Democrática presentó las líneas programáticas para una política exterior de Estado, un documento que recoge las bases que orientarán la acción internacional de un futuro gobierno de la Unidad, a partir de 2013. De ese documento se recogen dos tipos de reflexiones. Una de carácter general ratificando las líneas centrales de la política exterior de Venezuela, en cuanto a aceptar la multipolaridad: “El mapa geopolítico actual revela significativas modificaciones: la expansión comercial de China y su creciente presencia en África, América Latina y en el Sudeste Asiático; la tendencia a la disminución de la preponderancia de Estados Unidos; la ampliación de Europa; la reciente revolución en el Medio Oriente y Norte de África; y la alianza de los países emergentes, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica – BRICS –, entre otros”. En segundo término, en el documento se presentan algunas innovaciones y diferencias con respecto a la política exterior del gobierno del presidente Chávez tales como promover “la reinstitucionalización del Ministerio de Relaciones Exteriores”, ratificar “la confianza en la OEA como instrumento de diálogo y cooperación de las Américas”, normalizar “las relaciones con los Estados Unidos”, invitar “a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para realizar una visita in loco”, establecer “relaciones diplomáticas con el Estado de Israel”, promover “incentivos para el regreso de los venezolanos en el exterior” y “conformar un equipo para el seguimiento de los diversos temas de la agenda ambiental”20.

49Sin embargo, a pesar de esta constante presencia internacional de organizaciones partidistas y sociales de la oposición democrática no se genera de manera total un consenso interno sobre cómo enfrentar la política exterior del gobierno. Tomemos como ejemplo las dificultades encontradas para tener una voz común ante los sucesos de abril de 2002, sobre la huelga petrolera de 2002 y 2003 y en el proceso conocido como la Mesa de Negociación y Acuerdos entre los años 2003 y 2005, sobre las relaciones entre Venezuela y Colombia, sobre el tratamiento que se le debe dar a los gobiernos aliados con Venezuela o que sostienen buenas relaciones con el país y sobre el tema de la entrada de Venezuela a Mercosur.

  • 21  Carlos A. Romero, “La entrada de Venezuela en Mercosur. Repercusiones, internas”, [en línea], ILDI (...)

50Sobre este último punto, la bancada de la oposición democrática en el Parlamento Latinoamericano ha dicho que votaría a favor de la inclusión de Venezuela en Mercosur, si se planteara un regreso de Venezuela a la CAN, pero varios dirigentes políticos de la oposición venezolana y especialistas en los temas de integración han alertado sobre las dificultades que tiene Venezuela en participar en un esquema que exige la claridad democrática de su miembros y las libertades económicas, así como lo referente a la competencia económica y la eventual pérdida de puestos de trabajo en Venezuela21.

4. Los déficit funcionales y estructurales en la oposición para la definición de contenidos y estrategias en materia de política exterior y actuación en los escenarios internacionales

51A pesar de lo visto, la oposición no ha logrado reducir la brecha entre su crítica a la política exterior de Venezuela y su capacidad de influir en un cambio de rumbo de la misma. Esto se debe a dos causas principales. En primer lugar, a las limitaciones institucionales y políticas originadas por una actuación gubernamental excluyente y limitante. En segundo lugar, al hecho de darse un carácter extensivo de una acción que no está centralizada, que genera múltiples mensajes y que cuyo contenido es variado y no poca veces contradictorio.

52En este contexto, surgen dos problemáticas: 1) El “universo de actores” es muy grande y no hay un ente coordinador de las acciones y opiniones; 2) Por lo general, el proceso mediático y de influencia en la opinión pública y en el debate político es el reflejo de las acciones y emisiones del gobierno y en especial del presidente Chávez y no el resultado de unas iniciativas propias por parte de la misma oposición democrática.

53Sin embargo, se pueden reconocer dos constantes en la narrativa opositora desde el año 1999: se ha tratado de evaluar negativamente la política exterior de Venezuela con base en tres ideas: el contenido radical de esa política, la exclusión de sectores oposicionistas y gremiales en la conformación de esa política pública y la utilización de la comunidad internacional para la búsqueda de apoyos mediáticos y de otra índole a la causa oposicionista.

54En el caso que nos ocupa, la conjetura que se maneja en este papel de trabajo es que desde 1999 la oposición democrática ha hecho vida internacional, pero no ha participado en el proceso de formación de la agenda de la política exterior de Venezuela ni ha tenido influencia en el desarrollo de la misma.

55Dos acontecimientos de carácter jurídico ilustran este proceder, que por lo demás se ha observado en otros regímenes que han limitado la activad política democrática.

  • 22  República Bolivariana de Venezuela, Tribunal Supremo de Justicia. Sala Constitucional. Decisión 79 (...)

56Nos referimos en primer término a la decisión de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de julio de 2010 en dónde se pone en duda la legalidad de las actividades de la asociación civil “Súmate”, lo que se interpreta por los conocedores de la materia como el fundamento de una doctrina que va en contra de la actividades de las organizaciones no gubernamentales venezolanas y opositoras que reciban fondos internacionales. Así en el fallo se sentencia que “la obtención de recursos financieros, ya sea de manera directa o indirecta, provenientes de estados extranjeros con la intención de emplearse en perjuicio de la República, los intereses del Pueblo (donde reside la soberanía a que alude el artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela), actos políticos o sociales, económicos etc., podría eventualmente configurar el delito previsto en el artículo 140 del Código Penal Venezolano, incluyendo el parágrafo único que prohíbe gozar de los beneficios procesales de ley, ni a la aplicación de medidas alternativas del cumplimiento de la pena, comprendidos en el Título Primero de los delitos contra la independencia y seguridad de la Nación, concretamente, referido a la traición a la Patria y otros delitos contra ella”22.

  • 23  República Bolivariana de Venezuela, Asamblea Nacional, Gaceta Oficial de la República Bolivariana (...)

57Otro instrumento jurídico que limita las actividades internacionales de la oposición democrática venezolana es la Ley de Defensa de la Soberanía Política y Autodeterminación Nacional promulgada el 22 de diciembre de 2010, en la cual en el artículo 1 se da un juicio de valor sobre las actividades de las organizaciones políticas de la oposición democrática: “La presente Ley tiene como objeto proteger el ejercicio de la soberanía política y la autodeterminación nacional de la injerencia extranjera, que a través de ayudas económicas o aportes financieros destinados organizaciones con fines políticos, organizaciones para la defensa de los derechos políticos o personas naturales que realicen actividades políticas; así como la participación de ciudadanos extranjeros o ciudadanas extranjeras, que bajo el patrocinio de estas organizaciones puedan atentar contra la estabilidad y funcionamiento de las instituciones de la República”23.

5. Definiendo contenidos comunes y compartidos. La agenda necesaria

58Una acción internacional de la oposición democrática debe orientarse en función del proyecto de país que se quiere para Venezuela, en el contexto mundial de una sociedad internacional independiente, interconectada, y que se encuentra en la era de la información. Por lo tanto, la oposición democrática piensa que una política exterior deseable y posible está relacionada con la causa democrática mundial dentro y fuera del país. Debería ser por tanto, una política con un fundamento distinto que no fuera dependiente de las orientaciones más conservadoras en el espectro mundial, tal como ha pasado en algunas ocasiones.

  • 24  Elsa Cardozo de Da Silva, “La política exterior del gobierno bolivariano y sus implicaciones en el (...)

59Pero para ello, – como plantea la internacionalista Elsa Cardozo –, debe debatirse sobre: “¿Cuáles (valores) deberían orientar la formulación de propósitos y prioridades de política exterior para una sociedad como la venezolana; ¿Qué canales tradicionales – constitucionalmente contemplados – y nuevos deberían restablecerse y establecerse en Venezuela para procurar una política exterior de mayor calidad; ¿Qué modalidades de información, comunicación, asesoramiento, evaluación y escrutinio deberían exigirse/desarrollarse desde/hacia la sociedad venezolana para contribuir responsablemente al mejoramiento de la calidad de nuestra política exterior?”24.

60No es tan fácil contestarles a esas interrogantes, pero como un ejercicio para la discusión se proponen las siguientes respuestas:

En primer término, se debe tener claro que es deseable una propuesta de una política exterior unitaria. Por otra parte, se tiene que tener en cuenta que una cosa es la permanente crítica a la situación del país y su denuncia ante instancias internacionales y otra cosa es la configuración de una propuesta de gobierno en el tema que nos ocupa.

61Los valores fundamentales de esa propuesta deben ser aquellos que están relacionados con los principios de la paz, la democracia, la participación y el impulso de un debate público sobre el tema.

62En tercer lugar, las prioridades diplomáticas de una opción opositora que aspire a gobernar a partir del año 2013 son las de reingresar a Venezuela en un contexto internacional nuevo y con unos fines, objetivos, instrumentos y discurso diferentes, tanto al pasado como al presente y que tienda a superar el excesivo presidencialismo, activismo y sectarismo que ha caracterizado la política exterior actual.

63En cuanto a los canales para llevar a cabo esta propuesta, estos se deben guiar por la Constitución Nacional y tomar en cuenta que se está dentro de una complejidad organizacional que va más allá del Ministerio de Relaciones Exteriores. Por otra parte, se debe dejar de lado la ideologización y rescatar el profesionalismo de quienes toman decisiones en estos temas. Para ello se debe tomar en cuenta nuevas formas de participar en la formulación de la política exterior, el campo multilateral, las redes sociales y de la sociedad civil, el rol de otros poderes del Estado, principalmente el poder legislativo y el rol de los venezolanos en el exterior, aquellos que conforman la diáspora venezolana.

6. Conclusiones

64Desde el año 1999, una nueva dirección política ha planteado la necesidad de implantar un proyecto hegemónico en Venezuela sobre nuevas bases, con una nueva institucionalización y con un nuevo contenido narrativo e iconográfico. En ese contexto y de manera explicita, la actual elite en el poder ha profundizado sus planes políticos y económicos y ha mantenido un apoyo popular mayoritario, a la vez que no oculta el deseo de reducir a su mínima expresión, la capacidad de acción de los sectores disidentes y críticos que les adversa.

65La oposición democrática venezolana ha tenido como su máxima aspiración, retomar la senda democrática del país, combinando las instituciones liberales con los principios democráticos y un desarrollo económico basado en una economía mixta, en donde el estado petrolero permita la iniciativa privada, tanto nacional como extranjera.

66Si bien no se alcanzado una victoria electoral que permita un cambio de régimen que se oriente de acuerdo con esos propósitos o una mayoría en el poder legislativo, la oposición democrática, no ha dejado de evaluar este proceso y sobre todo, no ha dejado de luchar por mantener un espacio político que se le niega constantemente.

67Este se configura por vía de las diversas modalidades de actuación política que ha ejercido, las cuales van desde la defensa de un espacio público que no sea hegemónico, bien sea por la vía electoral, institucional, legal, parlamentaria o por la vía de la preservación; o, como en algunos casos, a la denuncia de la violación de las libertades públicas y de los derechos humanos, como es el derecho a propiedad privada, a la justicia, a la libre asociación, a la libre reunión, a la libertad de los medios de comunicación, a la transparencia, al acceso a la información pública y a la libertad de expresión.

  • 25  Sofía Hender, “Cinco leyes socialistas vulneran el derecho de asociación”. El Nacional. 20-06-11: (...)

68Es por ello que algunos analistas han manifestado en reiteradas ocasiones que el caso venezolano es una democracia de masas, no competitiva, con una fuerte orientación excluyente de los sectores opositores democráticos. Cabe destacar en este punto los importantes retrocesos para la vigencia del derecho de asociación en Venezuela, con la puesta en vigencia de la Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica de Contraloría Social, la ya citada Ley de Defensa de la Soberanía Política y la Autodeterminación Nacional, La Ley de Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones y la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos y otras leyes y reglamentos que de algún modo consagran sólo la participación política de organismos socialistas en el Estado venezolano y que discriminan a quienes no estén de acuerdo con esas orientaciones25.

69En este contexto, la oposición democrática venezolana ha logrado establecer de una manera fragmentada, en varios ciclos y con diversas aproximaciones discursivas, percepciones y motivaciones, una plataforma de acción internacional que se ha mantenido por todos estos años como una palanca fundamental para detener las pretensiones hegemónicas de quienes sustentan el poder desde el año 1999.

70Esta actuación ha descansado en dos ideas-fuerza. 1) Llamar la atención de la comunidad internacional sobre la necesidad de evaluar, criticar y proponer soluciones ante lo que se define como un sistema político ineficiente y no-democrático y con una política exterior excluyente; 2) Obtener un respaldo internacional para la causa opositora.

  • 26  Argelia Ríos, “Por una diplomacia opositora”, [en línea], Argelia Río, 2011. URL: www.vozveraz.co (...)

71Es por ello que con razón, la analista Argelia Ríos propone “el diseño – desde ya y como tarea prioritaria – de una ambiciosa política exterior, orientada a aprovechar esta ocasión para la denuncia firme y sonora, en beneficio de la alternabilidad democrática”26.

  • 27  Ramón José Medina, “Declaraciones”, [en línea], El Universal, 26-06-2011. URL: www.eluniversal.com (...)

72Tal como dice Ramón José Medina, coordinador en materia internacional de la MUD, “En el gobierno de la Unidad se dará prioridad a una nueva agenda diplomática que debe estar basada en el consenso y en la consulta permanente con actores del sector privado y otras instancias del Estado; coordinando así las actividades en el área internacional y actuando de común acuerdo"27.

73Con la presentación de este papel de trabajo se aspira a motivar un debate sobre la actuación internacional de la oposición democrática venezolana, a fin de lograr una mayor coherencia en sus análisis, crítica, narrativa y acción. Es por ello que es tan importante combinar los mensajes orientados a alertar sobre la situación interna de Venezuela con los mensajes orientados a evaluar la conducta internacional del gobierno, dado que el gobierno del presidente Chávez ha buscado con la política exterior consolidarse internamente y proyectarse a nivel mundial.

74De igual modo se pudieran ir definiendo algunas instancias para la reflexión y acción en la política exterior y el manejo de las actuaciones en el escenario internacional, todo esto con el propósito de mejorar la calidad de una respuesta opositora -no polarizada, no nostálgica y no conservadora- a la diplomacia y a las relaciones internacionales, multilaterales y transnacionales del gobierno del presidente Chávez.

Haut de page

Bibliographie

Libros

Arnson, Chyntia, Esfandiari, Haleh and Stubits, Adam (Editors), Iran in Latin America: Threat or ‘Axis of Annoyance’?, Washington, The Woodrow Wilson International Center for Scholars. Latin American Program and Middle East Program, Woodrow Wilson Center Reports on the Americas # 23, 2009

Blanco, Carlos, Revolución y desilusión: la Venezuela de Hugo Chávez. Madrid: Catarata, 2002.

Corrales, Javier and Penfold, Michael, Dragon in the Tropics. Hugo Chávez and the political economy of revolution in Venezuela. Washington, DC: The Brookings Institution Press, 2011.

Cobo, Lourdes, Venezuela y el mundo transnacional: Instrumentación de la política exterior venezolana para imponer un modelo en América Latina. Caracas: ILDIS - CEERI (Editores), 2008.

Domínguez, Jorge I and Fernández de Castro, Rafael, Contemporary U.S -Latin American Relations. Cooperation or Conflict in the 21st Century, New York: Routledge Press, p. 218-246.

Romero, Carlos A, Jugando con el globo. La política exterior de Hugo Chávez, Caracas: Ediciones B, 2006

Serbin, Andrés, Chávez, Venezuela y la reconsideración política de América Latina y el Caribe. Buenos Aires: Siglo XXI Editora Iberoamericana, Plataforma Democrática, 2010.

Suárez Salazar, Luís, El Siglo XXI: Posibilidades y desafíos para la Revolución Cubana, La Habana: Editorial de Ciencias Sociales, 2000.

Artículos

Elodie Brun, “Iran’s Place in Venezuelan Foreign Policy”, in Cynthia Arnson, Haleh Esfandiari and Adam Stubits (Editors), Iran in Latin America: Threat or ‘Axis of Annoyance’?, Washington, The Woodrow Wilson International Center for Scholars. Latin American Program and Middle East Program, Woodrow Wilson Center Reports on the Americas # 23, 2009, p. 35-49

Javier Corrales, “A Setback for Chávez” Journal for Democracy, 2010, (vol. 22), n° 1, p. 122-136

Joan M, Nelson"Politics of Economic Transformation: Is Third World Experience Relevant in Eastern Europe”, World Politics, 1993, n°45, p.433–63

Carlos A. Romero and Javier Corrales, “Relations between the United States and Venezuela, 2001-2009. A Bridge in Need of Repairs”, Domínguez, Jorge I and Fernández de Castro, Rafael, Contemporary U.S -Latin American Relations. Cooperation or Conflict in the 21ST Century, New York: Routledge Press, p. 218-246.

Carlos A. Romero y Claudia Curiel, “Venezuela: Política Exterior y Rentismo”, Cadernos PROLAM/USP. Brasilian Journal of Latin American Studies, 2009, (vol 1), n° 14, jan/jun. 2009, p. 39-61

Artículos en línea

Elsa Cardozo de Da Silva, “La política exterior del gobierno bolivariano y sus implicaciones en el plano doméstico”, [en línea], Caracas, ILDIS. 2010, URL: www.ildis.org.ve › HomePublicaciones –, consultado el 22 de julio de 2011.

Fernando Egaña, El Impacto de la Política Exterior en la Opinión Pública, [en línea], Caracas ILDIS, 2009, URL: www.ildis.org.ve, consultado el 15 de mayo de 2011.

Nima Gerami and Sharon Squassoni, “Venezuela: A Nuclear Profile”, [en línea], Nonproliferation for Global Security Foundation, 2008,URL: npsglobal.org/.../352-venezuela-a-nuclear-profile-nima-gerami-sharon-squassoni-.html, consultado el 16 de diciembre de 2011.

Susanne Gratius y Henner Fürtig, Iran and Venezuela: bilateral Alliance and global power projections, [en línea], Madrid: Fride, abril 2009, URL: www.maximsnews.com/news20090503frideiranvenezuela10905030102.html, consultado el 12 de febrero de 2011.

Sofía Hender, “Cinco leyes socialistas vulneran el derecho de asociación”. El Nacional. 20-06-11: 2.

Ramón José Medina, “Declaraciones”, [en línea], El Universal, 26-06-2011. URL: www.eluniversal.com › Nacional y Política, consultado el 28 de julio de 2011.

Argelia Ríos, “Por una diplomacia opositora”, [en línea], Argelia Río, 2011. URL: www.vozveraz.com/nt/.../argelia-rios-por-una-diplomacia-opositora/), consultado el 22 de julio de

Carlos A. Romero, “La entrada de Venezuela en Mercosur. Repercusiones, internas”, [en línea], ILDIS. URL: www.nuso.org/upload/fes_pub/MercosurCRomero.d, consultado el 22 de octubre de 2010.

Tina Rosenberg, “Oil meets socialism in Venezuela”, [En línea], The International Herald Tribune, November 3, 2007, [en línea], URL: www.iht.com, consultado el 16 de mayo de 2011;

Christopher Sabatini “The Revolution Will Not Be Marginalized. Hugo Chávez Tightens His Grip on Venezuela”, [en línea], Foreign Affairs, Snapshots, 2011. www.foreignaffairs.com/author/christopher-sabatini, consultado el 16 de mayo de 2011.

Documentos oficiales en línea

República Bolivariana de Venezuela, Asamblea Nacional, Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, “Número 6013, del 23 de diciembre de 2010 Extraordinario”, [en línea], Caracas, Asamblea Nacional. URL: www.asambleanacional.gov.ve/index.php?, consultado el 22 de julio de 2011.

República Bolivariana de Venezuela, Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Promulgada el 17 de diciembre de 1999. Publicada en Gaceta Oficial del jueves 30 de diciembre de 1999, n° 36.860. [en línea], Caracas, Universidad Central de Venezuela, 1999, URL: www.ucv.ve/.../constitucion-de-la-republica-bolivariana-de-venezuela.html - , consultado el 15 de mayo de 2011.

República Bolivariana de Venezuela, Presidencia de la República, La Nueva Etapa: El Nuevo Mapa Estratégico. [Presentación de los diez grandes objetivos estratégicos, objetivos específicos y herramientas de trabajo elaborados durante el Taller de Alto Nivel convocado entre el 12 y 14 de Noviembre de 2004]. Caracas: República Bolivariana de Venezuela, Presidencia de la República, 2004.

República Bolivariana de Venezuela. Tribunal Supremo de Justicia, Sala Constitucional. Decisión 796. 22 de julio de 2010, [en línea], Caracas, Tribunal Supremo de Justicia. URL: www.tsj.gov.ve/decisiones/scon/.../796-22710-2010-09-0555.html, consultado el 25 de julio de 2011.

Otros documentos en línea

Grupo Ávila, “Hugo Chávez está descalificado para proponer un mecanismo de mediación en Libia”. [en línea], Caracas, 04-03-2011. URL: grupolacolina.blogspot.com/.../hugo-chavez-esta-descalificado-para.html, consultado el 8 de marzo de 2011

Grupo Ávila, “Balance de la Política Exterior de Venezuela”, [en línea], Caracas, 10-12-2010. URL: www.analitica.com/va/internacionales/opinion/5089294.asp, consultado el 22 de diciembre de 2010.

Grupo de los 400 + Venezuela, “El G400 + Venezuela ante el colapso de la democracia venezolana”, [en línea], Caracas 05-01-2011. URL: http://g400mas.org, consultado el 8 de enero de 2011.

Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Enlace Internacional de la Mesa de la Unidad Democrática, “Bases programáticas para una política exterior de Estado”, [en línea], MUD, 21 de agosto de 2011. URL: www.unidadvenezuela.org/.../presentan-bases-que-orientaran-accion-internacional-del-gobierno-de-la-unidad/, consultado el 22 de agosto de 2011.

Mesa de la Unidad Democrática, “Comunicado de la Mesa de la Unidad Democrática”, [en línea], Caracas, El Universal, 2011. URL: www. politica.eluniversal.com › Nacional y Política. 01-04-2011, consultado el 8 de mayo de 2011.

Mesa de la Unidad Democrática. “Propuestas Programáticas. 100 soluciones para la gente”,[en línea], MUD 2010. URL: www.partidounnuevotiempo.org/.../index.php?, consultado el 8 de enero de 2011.

Movimiento 2-E. Democracia y Libertad, “Comunicado: Una Colonia de Cuba”,[en línea], Caracas, 03 de mayo de 2009. URL: www.movimiento2d.org/ , consultado el 8 de mayo de 2011.

Omar Barboza, Ismael García, Luís Aquiles Moreno y Ramón José Medina, “Carta de Omar Barboza Ismael García Diputado Asamblea Nacional Diputado Asamblea Nacional Luís Aquiles Moreno Diputado Parlatino por Venezuela y Ramón José Medina coordinador de Asuntos Internacionales de la Mesa de la Unidad Democrática”, [en línea], Caracas, MUD 12 de enero de 2011. URL: apps.ucab.edu.ve/notiucab/?p=13416), consultado el 8 de mayo de 2011.

Haut de page

Notes

1  Suárez Salazar, Luís, El Siglo XXI: Posibilidades y desafíos para la Revolución Cubana, La Habana: Editorial de Ciencias Sociales, 2000.

2  Cobo, Lourdes, Venezuela y el mundo transnacional: Instrumentación de la política exterior venezolana para imponer un modelo en América Latina. Caracas: ILDIS – CEERI (Editores), 2008.

3  Romero, Carlos A, Jugando con el globo. La política exterior de Hugo Chávez, Caracas: Ediciones B, 2006;Corrales, Javier and Penfold, Michael, Dragon in the Tropics. Hugo Chávez and the political economy of revolution in Venezuela. Washington, DC: The Brookings Institution Press, 2011; Sabatini, Christopher, “The Revolution Will Not Be Marginalized. Hugo Chávez Tightens His Grip on Venezuela”, [en línea], Foreign Affairs, Snapshots, 2011. www.foreignaffairs.com/author/christopher-sabatini, consultado el 16 de mayo de 2011.

4  Romero, Carlos A. y Curiel, Claudia, “Venezuela: Política Exterior y Rentismo”, Cadernos PROLAM/USP. Brasilian Journal of Latin American Studies, 2009, (vol 1), n° 14, jan/jun. 2009, p. 39-61; Nelson, Joan M, “Politics of Economic Transformation: Is Third World Experience Relevant in Eastern Europe”, World Politics, 1993, n° 45, p. 433–63; Corrales, Javier, “A Setback for Chávez” Journal for Democracy, 2010,(vol. 22), n° 1, p. 122-136.

5  Carlos A. Romero, and Javier Corrales, “Relations between the United States and Venezuela, 2001-2009. A Bridge in Need of Repairs”, en Jorge I. Domínguez and Rafael Fernández de Castro, Contemporary U.S -Latin American Relations. Cooperation or Conflict in the 21ST Century, New York: Routledge Press, p. 218-246.

6  Blanco, Carlos, Revolución y desilusión: la Venezuela de Hugo Chávez. Madrid: Catarata, 2002; Serbin, Andrés, Chávez, Venezuela y la reconsideración política de América Latina y el Caribe. Buenos Aires: Siglo XXI Editora Iberoamericana, Plataforma Democrática, 2010; República Bolivariana de Venezuela, Presidencia de la República, La Nueva Etapa: El Nuevo Mapa Estratégico. [Presentación de los diez grandes objetivos estratégicos, objetivos específicos y herramientas de trabajo elaborados durante el Taller de Alto Nivel convocado entre el 12 y 14 de Noviembre de 2004]. Caracas: República Bolivariana de Venezuela, Presidencia de la República, 2004.

7  Tina Rosenberg, “Oil meets socialism in Venezuela”, [En línea], The International Herald Tribune, November 3, 2007, [en línea], URL: www.iht.com, consultado el 16 de mayo de 2011; Corrales, Javier, “A Setback for Chávez” Journal for Democracy, 2010,(vol. 22), n° 1, p. 122-136.

8  Nima Gerami and Sharon Squassoni, “Venezuela: A Nuclear Profile”, [en línea], Nonproliferation for Global Security Foundation, 2008,URL: npsglobal.org/.../352-venezuela-a-nuclear-profile-nima-gerami-sharon-squassoni-.html, consultado el 16 de diciembre de 2011; Susanne Gratius y Henner Fürtig, Iran and Venezuela: bilateral Alliance and global power projections, [en línea], Madrid: Fride, abril 2009, URL: www.maximsnews.com/news20090503frideiranvenezuela10905030102.html, consultado el 12 de febrero de 2011.; Elodie Brun, “Iran’s Place in Venezuelan Foreign Policy”, in Cynthia Arnson, Haleh Esfandiari and Adam Stubits (Editors), Iran in Latin America: Threat or ‘Axis of Annoyance’?, Washington, The Woodrow Wilson International Center for Scholars. Latin American Program and Middle East Program, Woodrow Wilson Center Reports on the Americas # 23, 2009, p. 35-49.

9  Fernando Egaña, El Impacto de la Política Exterior en la Opinión Pública, [en línea], Caracas ILDIS,2009, URL: www.ildis.org.ve, consultado el 15 de mayo de 2011.

10  Serbin, Andrés, Chávez, Venezuela y la reconsideración política de América Latina y el Caribe. Buenos Aires: Siglo XXI Editora Iberoamericana, Plataforma Democrática, 2010.

11  República Bolivariana de Venezuela, Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Promulgada el 17 de diciembre de 1999. Publicada en Gaceta Oficial del jueves 30 de diciembre de 1999, n° 36.860. [en línea], Caracas, Universidad Central de Venezuela, 1999, URL: www.ucv.ve/.../constitucion-de-la-republica-bolivariana-de-venezuela.html, consultado el 15 de mayo de 2011.

12  Mesa de la Unidad Democrática, “Comunicado de la Mesa de la Unidad Democrática”, [en línea], Caracas, El Universal, 2011. URL: www. politica.eluniversal.com › Nacional y Política. 01-04-2011, consultado el 8 de mayo de 2011.

13  Omar Barboza, Ismael García, Luís Aquiles Moreno y Ramón José Medina, “Carta de Omar Barboza Ismael García Diputado Asamblea Nacional Diputado Asamblea Nacional Luís Aquiles Moreno Diputado Parlatino por Venezuela y Ramón José Medina coordinador de Asuntos Internacionales de la Mesa de la Unidad Democrática”, [en línea], Caracas, MUD 12 de enero de 2011. URL: apps.ucab.edu.ve/notiucab/?p=13416), consultado el 8 de mayo de 2011.

14  Mesa de la Unidad Democrática. “Propuestas Programáticas. 100 soluciones para la gente”, [en línea], MUD2010. URL:www.partidounnuevotiempo.org/.../index.php?, consultado el 8 de enero de 2011.

15  Movimiento 2-E. Democracia y Libertad, “Comunicado: Una Colonia de Cuba”,[en línea], Caracas, 03 de mayo de 2009. URL: www.movimiento2d.org/ , consultado el 8 de mayo de 2011.

16  Serbin, Andrés, Chávez, Venezuela y la reconsideración política de América Latina y el Caribe. Buenos Aires: Siglo XXI Editora Iberoamericana, Plataforma Democrática, 2010.

17  Grupo de los 400 + Venezuela, “El G400 + Venezuela ante el colapso de la democracia venezolana”, [en línea], Caracas 05-01-2011. URL: http://g400mas.org, consultado el 8 de enero de 2011.

18  Grupo Ávila, “Hugo Chávez está descalificado para proponer un mecanismo de mediación en Libia”. [en línea], Caracas, 04 -03-2011. URL: grupolacolina.blogspot.com/.../hugo-chavez-esta-descalificado-para.html, consultado el 8 de marzo de 2011

19 Grupo Ávila, “Balance de la Política Exterior de Venezuela”, [en línea], Caracas, 10-12-2010. URL: www.analitica.com/va/internacionales/opinion/5089294.asp -, consultado el 22 de diciembre de 2010.

20  Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Enlace Internacional de la Mesa de la Unidad Democrática, “Bases programáticas para una política exterior de Estado”, [en línea], MUD, 21 de agosto de 2011. URL: www.unidadvenezuela.org/.../presentan-bases-que-orientaran-accion-internacional-del-gobierno-de-la-unidad/ –, consultado el 22 de agosto de 2011.

21  Carlos A. Romero, “La entrada de Venezuela en Mercosur. Repercusiones, internas”, [en línea], ILDIS. URL: www.nuso.org/upload/fes_pub/MercosurCRomero.d, consultado el 22 de octubre de 2010.

22  República Bolivariana de Venezuela, Tribunal Supremo de Justicia. Sala Constitucional. Decisión 796, 22 de julio de 2010, [en línea], Caracas, Tribunal Supremo de Justicia. URL: www.tsj.gov.ve/decisiones/scon/.../796-22710-2010-09-0555.html, consultado el 25 de julio de 2011.

23  República Bolivariana de Venezuela, Asamblea Nacional, Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, “Número 6013, del 23 de diciembre de 2010 Extraordinario”,[en línea], Caracas, Asamblea Nacional. URL: www.asambleanacional.gov.ve/index.php?, consultado el 22 de julio de 2011.

24  Elsa Cardozo de Da Silva, “La política exterior del gobierno bolivariano y sus implicaciones en el plano doméstico”, [en línea], Caracas, ILDIS. 2010, URL: www.ildis.org.ve › HomePublicaciones –, consultado el 22 de julio de 2011.

25  Sofía Hender, “Cinco leyes socialistas vulneran el derecho de asociación”. El Nacional. 20-06-11: 2.

26  Argelia Ríos, “Por una diplomacia opositora”, [en línea], Argelia Río, 2011. URL: www.vozveraz.com/nt/.../argelia-rios-por-una-diplomacia-opositora/), consultado el 22 de julio de 2011.

27  Ramón José Medina, “Declaraciones”, [en línea], El Universal, 26-06-2011. URL: www.eluniversal.com › Nacional y Política, consultado el 28 de julio de 2011.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Carlos A. Romero, « La política exterior de Venezuela. La respuesta de la oposición democrática », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Questions du temps présent, mis en ligne le 30 janvier 2012, consulté le 18 décembre 2014. URL : http://nuevomundo.revues.org/62525 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.62525

Haut de page

Auteur

Carlos A. Romero

Profesor titular de la Universidad Central de Venezuela. romecan53@hotmail.com

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© Tous droits réservés

Haut de page