Navigation – Plan du site
María Eugenia Albornoz Vásquez

Muriel Laurent, Rubén Egea y Alberto Vega, El antagonista. Una historia de contrabando y color – Novela gráfica –, Universidad de Los Andes, Facultad de Ciencias Sociales, Departamento de Historia / Ediciones Uniandes, Bogotá, 2013, 116 p.

[01/10/2014]

Texte intégral

1La historia – toda ella – no tiene porqué permanecer en lugares de acceso restringido solo para especialistas, ni en panteones sagrados, intocada. Las aventuras y desventuras de individuos del pasado tampoco tienen la obligación de existir, cuando se las considera interesantes, sólo en formatos clásicos. Y la academia, sea cual sea su antigüedad o prestigio, no tiene el imperativo de restarse de nuevos espacios, relatos ni públicos. Todo lo contrario. En este siglo XXI, la curiosidad y creatividad de quiénes hacemos historia son motor suficiente para inventar oportunidades de hacer nuestro oficio desde otros lugares, en otros formatos, para llegar a otros espacios y a otros públicos, ampliando relatos y, sobre todo, generando nuevas alianzas. El propósito : vehicular historias (las conocidas y las insospechadas), contribuir a conocer nuestras historias locales (más que las nacionales), aportar a la reflexión y al debate sobre presente, pasado y futuro de las sociedades, sus dinámicas, sus integrantes y sus vínculos. La obra que reseñamos a continuación es una prueba hermosa, y audaz, de ello.

2En Bogotá, Colombia, la Universidad de Los Andes ha creído en una idea novedosa para medios latinoamericanos, pero antigua en los europeos: narrar desde la ficción episodios verdaderamente ocurridos del pasado (lejano o más inmediato), a través de dibujos secuenciales, generando historietas de larga extensión hasta cerrar una trama provista de intriga, personajes y momentos de suspenso, misterio y desenlace. Las industrias belgas, francesa, alemana, inglesa, italiana, holandesa y española, por nombrar las más conocidas, han incursionado, con bastante éxito, en esta disciplina fascinante, asentando con ello, en primer lugar, la posibilidad de otorgar imagen, dinamismo y cercanía a momentos lejanos y, la mayoría de las veces, desconocidos para el público especialista. Un segundo y no menor aporte, es la complejización de los contenidos que este tipo de soporte implica, y en los que se necesita reflexionar: cada dibujo contiene una profunda investigación y discusión, tiempo y energía que estuvieron detrás de su croquis terminado. Metodológicamente cada dibujo es resultado de discusiones y aprendizajes, protagonizados por varios profesionales obligados a conversar y ponerse de acuerdo, las más de las veces, desde el goce y el crecimiento, para despejar estereotipos y para decidir en conjunto cómo mostrar lo que se quiere ilustrar, cómo ofrecer imágenes que no expliquen a través de párrafos sino que digan por sí mismas, acompañadas – y no siempre – por alguna que otra palabra.

3El Antagonista evidencia todo ello, pero además, seguramente en conciencia de su labor pionera, lo explicita en apartados que constituyen verdaderos diálogos con los lectores. Porque esta novela gráfica sabe que está abriendo camino en América Latina hispanoparlante, y en ello se posiciona de manera amigable y pedagógica. Desde luego, es mucho más que un cómic histórico, y es mucho más que un manual para entender aspectos específicos de un área de la historia social, económica, política y cultural de una región de la Nueva Granada.

4El libro cuenta un caso de contrabando de telas, cristalería, pañuelos, peinetas, plumas para escribir y varios otros objetos, además de naipes y pólvora (mercancía prohibida), ocurrido en Mompox, muy escandaloso y con repercusiones tan amplias que llegó al gobierno central. Remigio Márquez, un mulato (o pardo, no se despeja la incógnita pero en todo caso, un “libre de color”), activo patriota, propietario de tierras y hombre culto, cirujano en hospitales de Cartagena (su ciudad natal) y Santa Marta, senador electo por el departamento de Magdalena, actuó como celoso comisionado de inspección de aduanas a inicios de la década de 1820; sin embargo, luego de un confuso incidente, es sindicado como sospechoso. La investigación, abierta por orden del Senado, surgió como efecto de un cerrado y complejo complot que buscó – a través de panfletos y pasquines manuscritos, y de pronunciamientos soberbios y prepotentes publicados en la prensa local y capitalina, redactados por encargo o propia mano de ricos comerciantes –, apartarlo de la vía que permitía a esos mismos complotantes, enriquecerse y manejar transacciones reñidas con la ley. Después de enfermar y recuperarse, Márquez redactó su propia defensa, saliendo inocente y con el honor limpio de una batalla ardua que implicó en su contra a una enorme cantidad de influyentes y poderosos hombres. En el epílogo aprendemos que esa honda afrenta no le impidió, más adelante, desarrollar una carrera militar de alto rango.

5Las poco más de 100 páginas que componen esta obra en formato libro (no en formato cómic occidental, usualmente de 22 por 30 cm), están distribuidas en varias partes.

6Comienza con “Instrucciones para el lector”, que orientan sobre cómo recorrer esta novela de múltiples caminos. Sigue un apartado titulado “Coordenadas históricas”, que condensa una serie de informaciones relativas al lugar, periodo, contexto político, económico y social de la historia que se mostrará a continuación, con secciones que tratan, por ejemplo, de ‘La imprenta y la libertad’, ‘La situación sociorracial’, ‘¿Cómo se contrabandeaba ?’, ‘¿Cómo era el procedimiento en las aduanas ?’

7Así, sólo en la página 16 empieza la novela gráfica propiamente tal, con una presentación y luego la trama, dividida en dos partes y coronada por un epílogo. Durante 84 páginas se ofrecen cuadros con dibujos en colores, otros en blanco y negro, y en ella se intercalan otros elementos : reproducción de manuscritos privados (como cartas y pequeños mensajes), y otros públicos (como pasquines y panfletos) ; copia de fragmentos de artículos y publicaciones en periódicos ; de grabados ; de croquis y de mapas ; de firmas originales de personeros políticos y comerciantes que de verdad existieron ; y de documentos oficiales producidos por órganos administrativos, de gobierno y legislativos.

8A continuación, en franco diálogo con los lectores, viene un apartado titulado “Consideraciones”, que detalla aspectos de la concepción, gestión y elaboración de este proyecto, subrayando ajustes, acomodos y dificultades, y poniendo en valor también la necesaria participación de otras miradas que la proveniente de la disciplina historiadora. Precisamente, para responder a los requerimientos de esta última, más exigentes, se incluye el apartado siguiente, nombrado “Acervo documental utilizado y fuentes citadas”, abundante y detallado. Cierran el libro un espacio personalizado para cada uno de los tres autores, titulado “Agradecimientos”, donde comprendemos el enorme apoyo humano que hubo tras ellos, sustentos que hicieron posible un objeto como éste ; y una página que comparte las biografías de Laurent, Egea y Vega, incluyendo, como en muchos otros rincones, dibujos en vez de fotografías, recordando a cada instante que estamos frente a propuestas lúdicas que emanan del talento de los dibujantes, antes que a la reproducción fidedigna que, por ejemplo, puede brindar una clásica fotografía de estudio.

  • 1 Entre otros, pueden consultarse sus artículos disponibles en la revista académica Historia Crítica (...)
  • 2 Laurent, Muriel, Contrabando, poder y color en los albores de la República. Nueva Granada 1822-1824(...)

9La base historiográfica para la novela gráfica y para el contenido en el que se apoya, está asegurada por la profesora Muriel Laurent, formada en historia en la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, y Doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Académica en la Universidad de Los Andes, en Bogotá, durante la última década se ha especializado en la historia del contrabando caribeño, profundizando aproximaciones desde el punto de vista político, económico, social y cultural, lo que se ha plasmado en distintas publicaciones académicas en revistas colombianas y francesas1. De hecho, en las “Instrucciones” y en las “Consideraciones” se invita a los lectores que deseen profundizar, a recorrer un libro que reunirá todas las informaciones y análisis históricos que permitieron gestar este proyecto (el cual fue publicado finalmente en 20142).

10Por su parte, la adaptación del guión y los dibujos son proporcionados por los dos otros autores, Rubén Egea y Alberto Vega, diseñadores gráficos formados en Colombia y especializados en proyectos museales, comunicacionales, pedagógicos, audiovisuales, editoriales, de animación, ilustración y en docencia universitaria.

11Así, una vasta experiencia en distintos dominios, que cubren la investigación exhaustiva en historia, la exploración en educación y la pericia en el diseño, permiten concretar un sueño que, es necesario recalcar, se aplaude y se comparte desde los más lejanos puntos de Hispanoamérica: son infinitas las historias de hombres y mujeres comunes (descartando los manidos padres y madres de la patria y sus conocidos sucesores) que pueden ser así llevadas a la luz. ¡Enhorabuena y que este ejemplo se multiplique!

Haut de page

Notes

1 Entre otros, pueden consultarse sus artículos disponibles en la revista académica Historia Crítica n°25 (2003), n°37 (2009) y n°39 (2009), publicada por la Universidad de Los Andes.

2 Laurent, Muriel, Contrabando, poder y color en los albores de la República. Nueva Granada 1822-1824, Ediciones Uniandes, Bogotá, 2014.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

María Eugenia Albornoz Vásquez, « Muriel Laurent, Rubén Egea y Alberto Vega, El antagonista. Una historia de contrabando y color – Novela gráfica –, Universidad de Los Andes, Facultad de Ciencias Sociales, Departamento de Historia / Ediciones Uniandes, Bogotá, 2013, 116 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 01 octobre 2014, consulté le 19 novembre 2017. URL : http://nuevomundo.revues.org/67353

Haut de page

Auteur

María Eugenia Albornoz Vásquez

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page