Navigation – Plan du site
Aude Argouse

Gabriela Ramos, Muerte y conversión en los Andes. Lima y Cuzco, 1532-1670, Lima, Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA), Cooperación Regional para los Países Andinos, 2010, 362 p.

[29/09/2011]

Texte intégral

  • 1  Paulo Drinot y Léo Garofalo (coord.), Más allá de la dominación y la resistencia. Estudios de hist (...)
  • 2  También aludimos al título de la obra de Manuel Marzal, La transformación religiosa peruana, Lima, (...)
  • 3  Introducción, p. 26 de Juan Carlos Estenssoro Fuchs, Del paganismo a la santidad. La incorporación (...)

1El libro que presentamos se inscribe en el ámbito de los estudios importantes, aparecidos desde los años noventa, sobre los cambios introducidos en las poblaciones autóctonas del virreinato del Perú con la llegada del cristianismo. « Más allá de la resistencia », tal como se titulaba un libro de contribuciones publicado en los años 2 0001, los estudios sobre los habitantes de los Andes se dedican a buscar en qué medida y cómo los indígenas participaron también a su « transformación religiosa »2. Tal como escribió el historiador Juan Carlos Estenssoro Fuchs, hubo « una lucha de la población indígena por ser reconocida como cristiana »3.

2La sensibilidad de esta historiografía en ruptura con la idea de una sociedad colonial dividida en dos sociedades desunidas, la de los indios y la de los españoles, y siempre en conflicto, nos reveló los varios frentes existentes entre grupos, las tensiones entre los administradores, entre los caciques, entre los cleros, y la diacronía de la política de aquel tiempo. También destacó el papel importantísimo de los mestizos y la grave preocupación de las autoridades, tanto religiosas como laicas, por éstos, cuidando especialmente que no fuesen a vivir con los indios. Los estudios sobre las ciudades y los pueblos, tanto para el virreinato del Perú como para Nueva España, nos enseñaron mucho sobre los procesos de transformación de la sociedad colonial. Debemos subrayar la riqueza documental de la investigación llevada a cabo por G. Ramos, ya que ofrece la posibilidad de una comparación entre dos ciudades, Lima y Cuzco. El libro esta dividido en seis capítulos, a los cuales se agregan una introducción, una conclusión, dos apéndices, y una substancial bibliografía.

3Para cuestionar una visión clásica y binaria de la sociedad hispanoamericana, la historiografía mencionada planteó como metodología un cuestionamiento de la lectura de los documentos, empezando por discutir los orígenes de la producción discursiva y literaria. Por lo tanto, el documento histórico por sí mismo volvió a ser objeto de la investigación, como producto del encuentro entre distintas voluntades, la del escribiente y la del otorgante. El trabajo de G. Ramos ofrece precisamente, en los dos últimos capítulos, un panorama de discusión sobre un tipo particular de documentos : los testamentos. Las ventajas de tal fuente documental son tanto su índole reliogosa y jurídica como el hecho que permite no separar dos vertientes del acto testamentario que, precisamente en aquel tiempo, no lo estaban. En efecto, la salvación del alma y los funerales, por una parte, y el arreglo de las deudas y la designación de los bienes y de los herederos, por otra parte, formaban las dos caras de una misma moneda : el orden católico.

4Sin embargo, G. Ramos deja de lado una parte de los asuntos arreglados por la voluntad individual de los otorgantes para dedicarse al estudio de “aspectos singulares, peculiares, que distinguen una sociedad” : el cuerpo, los rituales funerarios, la conmemoraciones. El libro se coloca entonces plenamente dentro de los estudios inspirados por el trabajo pionero del historiador Philippe Ariès sobre las actitudes frente a la muerte. En el primer capítulo, la autora proporciona un bosquejo de los antecedentes prehispánicos de la muerte en el Perú antiguo. La idea es señalar después, con el capítulo segundo, que la “muerte actuó como una fuerza que fue fundamental en la construcción de la sociedad colonial”. Es decir, que con la llegada de los españoles se cristinanizó la muerte en los Andes al mismo tiempo que se intentó aplastar los ritos y prácticas locales. Como lo destaca G. Ramos, las políticas misioneras se apoderaron del pasado de los autóctonos para permitir su entrada en el nuevo orden. Para dibujar el sentido de la muerte llevado por los conquistadores, la autora centra su atención en los episodios mortales relatados en las crónicas y los recuentos del siglo XVI, sean sus autores indios, mestizos o españoles. Entre otros, pone de relieve el esfuerzo para “borrar la memoria” que hicieron los españoles, recurriendo particularmente para ello al uso del fuego.

5Los capítulos tres y cuatro entran más en el proceso político de implementación de la cristianización de la muerte en los Andes. A partir del análisis de las normas, y de los espacios e instituciones, la autora muestra cómo este proceso busca penetrar en las prácticas cotidianas de los habitantes de las ciudades, villas y pueblos, para “desarticular” las creencias antiguas y reemplazarlas definitivamente por las cristianas.

6En consecuencia, el valioso estudio de las prácticas testamentarias en el siglo XVII, y del régimen de las sucesiones, en los dos últimos capítulos, deja entender que estas prácticas, que la autora detalla con debida atención, proceden enteramente de la cristianización de la muerte en los Andes. Lo lamentamos un poco, ya que desde este punto de vista, se nos escapó la originalidad y la fuerza heurística de los dos últimos capítulos, dedicados a los testamentos y las sucesiones.

7En efecto, creemos que se debería cuestionar la idea de la muerte como tema propio del acto testamentario : si la muerte es una condición resolutoria del testamento, es ante todo un evento futuro que no se confunde con la finalidad del acto. Por eso, no pertenece al presente del testamento, en el momento en que el otorgante confía al escribano una parte de su vida resumida en pocas cláusulas. Así, en el acto mismo, no se trata de la muerte sino de la finitud del ser, o de su propia caducidad, frente a la vida. Pero ésta es una crítica menor que no desmerece un trabajo muy significativo : nos parece que esta obra es un gran aporte a los estudios de la sociedad hispanoamericana ya que permite hacer comparaciones con otras localidades del continente e incentiva, sobre todo, el estudio minucioso de los documentos notariales.

Haut de page

Notes

1  Paulo Drinot y Léo Garofalo (coord.), Más allá de la dominación y la resistencia. Estudios de historia peruana, siglos XVI-XX, Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 2005, Estudios Históricos 40, 379 p.

2  También aludimos al título de la obra de Manuel Marzal, La transformación religiosa peruana, Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú, 1983, 458 p.

3  Introducción, p. 26 de Juan Carlos Estenssoro Fuchs, Del paganismo a la santidad. La incorporación de los indios del Perú al catolicismo, 1532-1750, Lima, Ponticifia Universidad Católica del Perú, Instituto Francés de Estudios Andinos, 2003, 586 p.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Aude Argouse, « Gabriela Ramos, Muerte y conversión en los Andes. Lima y Cuzco, 1532-1670, Lima, Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA), Cooperación Regional para los Países Andinos, 2010, 362 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 29 septembre 2011, consulté le 25 novembre 2017. URL : http://nuevomundo.revues.org/62045

Haut de page

Auteur

Aude Argouse

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page